Laura Jorge Nutrición Nutrición Desmotivación, el gran enemigo

Desmotivación, el gran enemigo

Nutrición
Centro de Nutrición Laura Jorge
alimentación emocional

¡Hola a todos!

¿Quién no ha experimentado la desmotivación alguna vez? Y más, en esto de cambiar hábitos, ¿verdad?

Si eres de los que han tomado la decisión de empezar el cambio de manera definitiva, con ilusión y con ganas de resultados diferentes, pero temes que la desmotivación vuelva a hacer de la suyas, te dejo los siguientes consejos para que eso no ocurra:

    1. El camino debe empezar con la decisión firme de querer cambiar y comenzar a tomar las riendas de tu vida. Puede ser un proceso a veces duro, pero será este proceso el que te brinde la oportunidad de sentirte bien contigo mismo y no el resultado final.
    2. Pregúntate, para qué cambiar. Intenta que sea algo importante para ti y verdaderamente te importe.
    3. Deberás ser responsable y fiel a tu decisión. Para ello toca implicación máxima contigo mismo y, entender que tienes un papel activo y único para que el cambio se dé lugar.
    4. No existen excusas, estás son simplemente bálsamos de aceite para evitar que salgas de la zona de confort y que no sientas culpa a corto plazo, pero sí a largo plazo, lo que conlleva una insatisfacción permanente. Haz una lista de todas las excusas que sueles usar y, empieza a juzgarlas de una manera objetiva. Ten en cuenta, esto último para futuras ocasiones.
    5. Es necesario salir de la zona de confort para crecer. Es por ello que el cambio implica sacrificio hasta que tus nuevos hábitos sean parte más de esa zona de confort y no supongan un esfuerzo.
    6. Para afrontar el cambio debes de dejar de mirar hacia el pasado con lástima, culpa y reproche y mirar el presente con alegría, aceptación y orgullo. La clave será el aquí y ahora.
    7. No evitarás las malas sensaciones y les pondremos atención y escucha para aprender de ellas y saber que es aquello que nos quieren contar.
    8. Serás paciente, ya que el presente no será incómodo y nuestra felicidad no va a residir en un momento futuro, sino en los pequeños cambios del proceso. No necesito conseguir “x” cosa para ser feliz, porque ahora lo soy.
    9. Elimina expectativas limitantes que te generen ansiedad “a la semana tengo que perder x kg”, “la semana que no pierda peso me dejo la dieta”, “en verano tengo que ponerme ese vestido, si o si”…, déjate sorprender por los resultados que van apareciendo.
    10. Por supuesto, ten en cuenta las caídas. Existen días malos y días buenos, simplemente, debes ser consciente de ello.
    11. Bienvenido al mundo de las “no prohibiciones”, y empieza a ser simplemente crítico y justo contigo.

Espero que estas líneas te sirvan para la reflexión y que emprendas tu nuevo viaje con ilusión y decisión.

Hasta pronto.

Raquel. L. Rubio

Compartir

Si quieres que te avisemos cuando publiquemos posts como este inscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presiona Enter para buscar y Esc para salir