Laura Jorge Nutrición Nutrición Comer sano en verano ¿es posible? – 5 consejos para que triunfes

Comer sano en verano ¿es posible? – 5 consejos para que triunfes

Nutrición
Centro de Nutrición Laura Jorge
comer sano

En el blog de hoy queremos ayudarte a que dejes de lado el mito de que en verano es imposible comer sano. Quédate y pon en práctica nuestros consejos para que septiembre no sea para ti un mes de volver “a la rutina” con respecto a tu alimentación.

Socialmente se asocia la llegada del verano con las vacaciones, la playa o la vuelta al pueblo. ¡Esto está genial! Dormir, descansar, pasear y volver a tus orígenes te ayudará a desconectar, a coger oxígeno y a plantearte nuevos objetivos para cuando llegue el fin de las mismas. Junto con esto, que es la verdadera esencia de las vacaciones, se suman las terrazas, el picoteo, los helados y las cervezas… Bueno, debemos normalizar que en verano aumenta la vida social de todos en general, tenemos más tendencia a quedar con nuestros amigos, a ir a la playa y a quedar a tomar algo cuando el sol baja de intensidad.

¿Acaso es esto malo? ¿Acaso debemos de renunciar a esta parte social aunque haya presencia de alimentos que no sean del todo aconsejables? ¿No somos nosotros los dueños de que lo hacemos o dejamos de hacer? ¿Acaso por ser verano o por el hecho de disfrutar de las vacaciones tienen que estar relacionado con un cambio en nuestra conducta alimentaria?

En la consulta vemos todos los años como nuestros pacientes abandonan sus citas porque se ven incapaces de seguir adheridos a su pauta de alimentación. Lo que tenemos claro como profesionales es que trabajar en las bases de una alimentación saludable es elemental para que todas las personas entiendan que comer SANO es posible EN TODOS LOS MOMENTOS DEL AÑO y que esto no tiene por qué estar reñido con ninguna otra variable.

A continuación te damos los trucos para que puedas llegar a septiembre con el mismo modelo de alimentación que has trabajado o que has tenido durante el resto del año:

  • Más que seguir un plan, plantéate objetivos pequeños que te ayuden a seguir comiendo sano, es decir, márcate 5 objetivos al día que te permitan mantenerte unida a la dieta que has seguido hasta ahora y, sobre todo, que sean realistas. Por ejemplo: comeré 3 frutas al día mínimo, incluiré una ensalada cada día, comeré despacio en cada momento del día, beberé agua en cada comida y reduciré los momentos sociales a una vez al día. De esta forma lo verás mucho más simplificado.

  • Organízate. Está muy bien el disponer de más tiempo para nosotros, pero si el tiempo no está bien gestionado te darás cuenta que no has aprovechado las vacaciones para nada en concreto. ¿Y si te planteas un reto con respecto o vinculado a la alimentación? Por ejemplo: aprender recetas nuevas te llevará a buscar ideas y éstas tendrás que ubicarlas en un momento del día (desayuno, almuerzo, comida, merienda o cena) y tendrás que dedicar tiempo a comprar y cocinar y tienes que marcarlo bien y definirlo en tu día a día.

  • Vida activa. Muchas personas se quejan de la falta de tiempo para poder hacer ejercicio. ¿Y si te planteas las vacaciones como una manera de comenzar con este hábito? Si lo pones en práctica cada día llegarás al final del verano con una satisfacción mayor y no tendrás que crearlo de cero sabiendo que en septiembre tendrás mucho menos tiempo y mucha más justificación para no hacerlo.

  • Aceptar y entender los momentos sociales: si juntarte con tus amigos es lo que más te preocupa o lo que más te aleja de la vida sana, trata de relacionarte con ellos de un modo en que no siempre esté presente el alcohol o las temidas tapas.  Quedar a tomar algo no es la única vía de fomentar las relaciones entre las personas y aunque esto pudiera llegar a suceder así huir de la situación no es la solución. Aprender a manejarte en este momento es imprescindible para que normalices e integres otras opciones alimentarias en tu día a día ya que, en este momento, aunque no lo veas así, tienen gran parte de la sartén por el mango: siempre puedes elegir qué hacer y que no hacer. Solamente tienen que encontrar la forma de sentirte cómoda y no fuera de lugar.

  • Sé fiel a ti misma. La llegada del verano no tiene porqué transformar quienes somos, ni lo que comemos ni lo que pensamos. Nosotras somos como somos y esto no tienen porqué cambiar de forma radical ante el verano. Podemos mimetizarnos con el ambiente pero también podemos frenar o detener aquellas cosas que no nos gusten o plantear alternativas que nos hagan sentir nosotras. Cuando llevas un tiempo cediendo al criterio u opinión de los demás la que sale perdiendo eres tu y si esto te lleva a comer o beber de una forma en la que no lo haces habitualmente, finalmente la que se queda con una sensación más que mala eres tu. No permitas que nadie te critique por lo que haces o dejas de hacer.

Si necesitas ayuda, en el Centro de Nutrición Laura Jorge podemos ayudarte.

¡Nos vemos pronto y que pases un feliz verano!

Equipo LJ.

Compartir

¡Solo hasta el 30 de Septiembre!

REGALO EBOOK MENÚ 4 SEMANAS

Menú mensual de 4 semanas con ideas rápidas para volver a la rutina con energía

Regalo incluido en cualquiera de las suscripciones al Club
¡sólo hasta el 30 de Septiembre! 

Un completo plan nutricional de 28 días para la vuelta a la rutina repleto de recetas fáciles de elaborar e ideas rápidas con procesados saludables y alimentos frescos perfectos para la vuelta a la rutina.

¿Quieres que te enviemos a tu correo los nuevos artículos con recetas y consejos sobre nutrición saludable como este? Suscríbete:

Deja un comentario

Buscar

Presiona Enter para buscar y Esc para salir