Laura Jorge Nutrición Psicología Ansiedad, cómo superarla

Ansiedad, cómo superarla

Psicología
Centro de Nutrición Laura Jorge
ansiedad

Hola a todos,

Hoy queremos que aprendas a cómo superar la ansiedad, te adelantamos que no es algo fácil y muchas veces precisa de ayuda profesional, pero queremos que al menos, hagas un ejercicio de reflexión sobre cómo la estás gestionando.

Lo primero, queremos hacer una contextualización social sobre la ansiedad. Queremos que no te sientas culpable de padecerla, pues las demandas de la sociedad hoy en día, son verdaderamente desbordantes: incertidumbre laboral, mayores exigencias escolares, encarecimiento de la vida, conciliación familiar, cuidado de familiares… podríamos seguir con un sinfín de razones más.

Es por eso, que lo primero que queremos pedirte es que “valides tu ansiedad”. Esto quiere decir, que es importante aceptar que forme parte de tu vida, que la comprendas y busques las causas que te llevan a sentirla, en vez de reprocharte que convives con ella. Esto, es sinónimo de aprender a ser amable contigo en situaciones que sean incómodas, es decir, no te eches la zancadilla.

Para eso, estaría genial también que valoraras qué acciones llevas a cabo que alimentan tu ansiedad, te comento algunas: hablarte mal al tomar contacto con la ansiedad, pensar en el futuro sin ordenar tu presente, no cuidar tu descanso, aislarte de tu red social, no expresar lo que te ocurre a tus seres queridos, no parar a respirar aunque lo necesites…

Te animamos a que hagas una lista con las conductas disfuncionales que llevas a cabo en relación a la ansiedad, y que propongas un alternativo útil para cada situación. Te ponemos un ejemplo: Me comparo con otras personas que han conseguido lo que quiero y me insulto à Me comparo conmigo y pienso en todo lo que he conseguido a lo largo de mi vida, y que creía que no iba a conseguir.

Queremos darte algunos consejos para que puedas gestionar mejor tu ansiedad y que puedas introducir estos elementos en tu día a día, si aún no lo haces:

  • Medita a diario: la meditación es una de las mejores herramientas que existen para prevenir la ansiedad. Puede otorgarte una sensación de calma, paz y equilibrio que puede beneficiarte a tu salud integral.
  • Aprende a parar: es interesante que te tomes unos minutos en varias ocasiones a lo largo del día. Parar, ayuda a tomar perspectiva, coger aire y revisar tu discurso mental.
  • Introduce el deporte en tu vida: el deporte es una ansiolítico excelente. La actividad física o ejercicio realizado de forma regular, mejora el estado anímico y ayuda a conseguir un estado de relajación.
  • Ponle un nombre más concreto a tu ansiedad: la etiqueta de ansiedad puede provocar ansiedad en sí mismo y no da mucha información tampoco. Hay que ponerle apellidos a esa ansiedad para que pueda expresar la verdadera necesidad que existe. ¿Qué otro nombre le pondrías a lo que comúnmente llamas ansiedad?
  • Cuida tu alimentación y tu organización: la alimentación y su planificación, puede estar estrechamente relacionada con tu estado anímico. Verte con cansancio, sin cuidarte o comiendo de forma distinta a como te gustaría, podría ser motivo de frustración que acusa el problema de ansiedad.
  • Pon límites cuando sea necesario: como hemos dicho al principio, no eres culpable de tener ansiedad, pero sí eres responsable de hacer un mejor manejo o gestionar aquellas situaciones que la precipitan. No poner límites en el hogar, el trabajo… puede ocasionar una sobresaturación por no educar a tu círculo más cercano en cómo te hace sentir aquellas expectativas o demandas que tienen hacia a ti.
  • Ajusta tus expectativas: quizás todo aquello que te propones es irrealista, y no hay persona humana que pueda llevarlo a cabo, por lo tanto, la insatisfacción está asegurada de ese modo. Valora si puedes cambiar o reajustar, los objetivos que te propones a lo largo del día.
  • Hobbies y alicientes: todo no puede ser producir y producir. Necesitas distracciones, alicientes y motivaciones. Permitirte invertir tiempo en tus aficiones es un amortiguador de la ansiedad asegurado.
  • Cuida tu autodiscurso: ¿tú te has escuchado? ¿cómo se sentiría cualquier persona si le hablaras como tú te hablas? Déjanos decirte, que el impacto que tiene el cómo tú te hablas, es crucial y debe ser revisado.

Esto, son solo algunas ideas para que puedas empezar a practicar. No obstante, en la gran mayoría de ocasiones, la ayuda de un profesional es necesaria. Es por eso, que queremos tenderte la mano desde el Centro de Nutrición y Psicología Laura Jorge, para que nuestro equipo de psicólogas pueda ayudarte a encontrar el camino.

Deseo que esto te ayude.

Equipo LJ

Compartir

¡Solo hasta el 30 de Septiembre!

REGALO EBOOK MENÚ 4 SEMANAS

Menú mensual de 4 semanas con ideas rápidas para volver a la rutina con energía

Regalo incluido en cualquiera de las suscripciones al Club
¡sólo hasta el 30 de Septiembre! 

Un completo plan nutricional de 28 días para la vuelta a la rutina repleto de recetas fáciles de elaborar e ideas rápidas con procesados saludables y alimentos frescos perfectos para la vuelta a la rutina.

¿Quieres que te enviemos a tu correo los nuevos artículos con recetas y consejos sobre nutrición saludable como este? Suscríbete:

Deja un comentario

Buscar

Presiona Enter para buscar y Esc para salir