El descanso, ¡Imprescindible!